Inicio
Quienes Somos
Conflictos Familiares
Conflictos Sucesorios
Mediación Escolar
Formación de abogadas/os de familia
Publicaciones
Charlas
Textos Explicativos
Temas Principales en Audio y Texto
 


  LOS ABUELOS TIENEN DERECHO DE VISITAR A LOS NIETOS

1) LOS ABUELOS NO TENÍAN DERECHO DE VISITAR A SUS NIETOS

Originariamente, en nuestras leyes, los abuelos no tenían derecho de visitar a sus nietos. Debo aclarar que cuando hablamos de derecho de visitas de los abuelos estamos teniendo en cuenta a aquellas familias en las que hay un enojo o ruptura de la relación entre los abuelos y los padres de los niños, es decir, los padres de los nietos. En las familias en que esto no ocurre es normal que los abuelos y los nietos se traten, tanto en las fiestas familiares, como en las reuniones domingueras de antaño, cuando la abuela hacía los ravioles o el abuelo el asado, o como en el pedido que a veces se les hace a los abuelos de que cuiden a sus nietos porque los padres tienen que salir o trabajar y no tienen con quien dejar a los chicos. En estos casos hay un ejercicio natural de ese derecho, por lo cual no se repara en que ese derecho hoy existe. Pero originariamente, esto que es tan natural en las familias en que las relaciones entre abuelos e hijos funcionan normalmente, nuestras leyes no lo reconocían como un derecho.

2) LOS ABUELOS SÓLO TENÍAN OBLIGACIÓN ALIMENTARIA HACIA SUS NIETOS

Pero si bien nuestra ley no preveía que los abuelos tuvieran derecho de visitas, sí establecía que los abuelos tenían obligación de alimentar a sus nietos en caso de que los padres no estuvieran en condiciones de hacerlo. Es decir que esta responsabilidad de los abuelos era subsidiaria respecto de los padres.

¿Qué significa esto?

Que para hacer un juicio para que los abuelos paguen alimentos a sus nietos, previamente había que intentar que pagaran los padres, también mediante un juicio que tenía que hacerse contra ambos padres, porque el padre y la madre son los obligados principales. De este modo, recién ahí, cuando no eran solventes los padres, o por diferentes motivos era imposible obtener que aportaran los alimentos suficientes para sus hijos, ahí respondían los abuelos.

Entonces se planteaban situaciones muy injustas, cuando los abuelos brindaban alimentos a sus nietos porque sus padres no podían hacerlo, y alguno de los progenitores o ambos, les impedían ver a sus nietos. Una situación muy injusta ya que la ley no les reconocía el derecho de visitas, por lo cual si recurrían a la justicia para poder ver a sus nietos, se les negaba, a pesar de estar dándoles alimentos a estos mismos niños.

Así la ley les obligaba a un gesto de amor, que es dar ayuda a los nietos cuando estos tienen carencias, pero no les reconocía que los abuelos pudieran satisfacer su amor por los nietos otorgándoles el derecho de visitarlos.

3) EN EL AÑO 1975 SE RECONOCIÓ EL DERECHO DE VISITAS DE LOS ABUELOS

Esta situación tan asimétrica se modificó en 1975 en que se dispuso, por ley, que todos los parientes que tienen obligación alimentaria, tienen también derecho de visitar a aquellos a quienes ayudan. Ahí entraron los abuelos. Ahí les reconocieron a ellos, que venían teniendo una obligación perfectamente comprensible, el derecho de contactarse con sus nietos. Una falta de reconocimiento hasta entonces absolutamente insólita.

4) LA CONSAGRACIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑO CONSOLIDA EL DERECHO DE VISITAS ENTRE NIETOS Y ABUELOS

Actualmente, a esta situación que ocurrió hace más de 30 años, se sumó otro cambio fundamental, no sólo en nuestra legislación sino en prácticamente todas las legislaciones de Occidente, que fue el reconocimiento de los derechos de los niños.

Por este reconocimiento de los niños como sujetos de derecho no sólo hay que tener en cuenta su interés sino que, en caso de conflicto de intereses con el de sus padres, abuelos u otros parientes, el que debe prevalecer es el interés de los niños.

5) EL DERECHO ALIMENTARIO ENTRE ABUELOS Y NIETOS ES RECÍPROCO, PERO TAMBIEN ENTRE PADRES E HIJOS, HERMANOS, MEDIO HERMANOS, YERNOS/NUERAS Y SUEGROS

Ustedes saben que cuando hablamos de las obligaciones alimentarias, uno piensa que son la de los padres respecto a los hijos. Pero estas obligaciones no acaban ahí. Son obligaciones que abarcan más que a los padres respecto de sus hijos. Hoy estamos viendo que son los abuelos respecto a los nietos. Pero tampoco acaban ahí. Las obligaciones alimentarias son, en primer término, recíprocas. ¿Qué significa esto? Que los padres están obligados respecto de los hijos, pero cuando los hijos crecen y los padres envejecen, los hijos también tienen obligaciones alimentarias respecto de los padres, y los nietos también respecto de los abuelos, y los hermanos respecto de los hermanos, y los medio hermanos respecto de los medio hermanos, y yernos y nueras respecto a los suegros, que también son obligaciones recíprocas.

6) LOS QUE TIENEN OBLIGACIÓN ALIMENTARIA TAMBIEN TIENEN DERECHO DE VISITAS

Entonces, así como es recíproca la obligación alimentaria entre los parientes de los grados que acabamos de reseñar, también lo es el derecho de visitas entre los mismos parientes.

7) UN JUICIO DONDE EL HIJO PIDIÓ JUDICIALMENTE UN RÉGIMEN DE VISITAS CON EL PADRE

Cuando decimos que los abuelos tienen derecho de visitar a sus nietos también debemos señalar que idéntico derecho tienen los nietos. Lo mismo ocurre entre los padres y los hijos. Si bien hay pocos fallos conocidos que difundiera la prensa respecto del derecho de visita ejercido por los niños, que hasta las modificaciones antes mencionadas que rescatan al niño como sujeto de derecho, siempre se pensaba que el derecho de visitas lo tenían el padre y la madre respecto de sus hijos, hubo un fallo hace dos años donde el hijo reclamó visitas a su padre. Planteó judicialmente tener visitas con su padre y se pudo establecer un régimen en base a un pedido judicial del hijo.

 



Av. Rivadavia 1227, piso 3º E - Cdad. Aut. de Buenos Aires (1033) - tel/fax: (011) 4383-2974 -e-mail: ortemberg@abogadodefamilia.com.ar